Electricista en Zaragoza


Electricista profesional realiza servicios a domicilio en Zaragoza y provincia

Electricista en Zaragoza
REPARACIÓN DE AVERÍAS ELÉCTRICAS EN ZARAGOZA

Se denomina electricista a un técnico profesional el cual es capaz de realizar distintos tipos de instalaciones, sustituciones y reparaciones todas ellas relacionadas con la electricidad. Dentro de estas especialidades podemos encontrar a electricistas cualificados para la realización de la instalación de redes de alta tensión y su mantenimiento, instalaciones eléctricas en locales comerciales, residencias, talleres, oficinas, alumbrado público, e incluso reparaciones eléctricas de electrodomésticos y maquinaria.

En Electricistas Zaragoza contamos con electricista cualificado para la realización de todo tipo de servicios de reparación, ya sean no urgentes bajo cita previa, de urgencias o 24 horas.

Electricista en Zaragoza es conocedor de las últimas tendencias en cuanto a instalaciones eléctricas para el ahorro energético se refiere, déjese aconsejar a la hora de realizar cualquier tipo de reparación, instalación o sustitución eléctrica en Zaragoza o provincia por un electricista cualificado. Algunos de los principales factores a tener en cuenta para conseguir un ahorro energético el cual sea considerable en su factura de la luz son por ejemplo, la iluminación de su hogar.Ahora es posible ahorrar en el consumo de luz sin por ello renunciar a una buena iluminación, la iluminación en los hogares es la primera y más común de las aplicaciones eléctricas a las que aremos referencia para conseguir un ahorro energético. El consumo medio de una familia compuesta por unas cuatro personas consume de media unos 67 – 75 Kwh. al mes, utilizando de manera inteligente los productos con los que contamos hoy en día entre los que podemos encontrar las bombillas de bajo consumo.

ELECTRICISTA EN ZARAGOZA 24 HORAS


SERVICIOS DE INSTALACIÓN Y REPARACIÓN EN ZARAGOZA Y PROVINCIA:

La eficiencia luminosa de una bombilla se expresa en Lumen/Watt (lm/W). Por ejemplo, una bombilla sencilla de incandescencia de 150 w. emite aproximadamente por norma general unos 2.000 lúmenes, si hacemos un cálculo rápido nos damos cuenta de que el consumo en lúmenes es de 13 por cada w. absorbido, mientras que una bombilla fluorescente de bajo consumo alcanza los 80 lm/w.

En la actualidad una bombilla que cuente con una eficiencia luminosa por encima de los 50lm/w se considera como bombilla de bajo consumo. También hay que tener en cuenta que la vida útil de una bombilla tradicional viene a ser de unas 1.000 horas, mientras que de un fluorescente, o bombilla de bajo consumo puede llegar hasta las 8.000 horas, es por ello de el coste elevado de las mismas. Es conveniente siempre evaluar cuando es conveniente realizar la instalación de este tipo de bombillas y tener en cuenta la relación entre el coste de adquisición con el del consumo de energía y vida útil de la misma.

Electricista cualificado le da estos pequeños consejos, pero útiles, para conseguir un ahorro en iluminación:

  1. No tener en cuenta sólo el aspecto estético a la hora de elegir los aparatos de iluminación, sino también su rendimiento luminoso.
  2. Es útil saber que la luz indirecta, obtenida cuando un aparato se dirige hacia el techo o una pared clara, crea una luz difuminada con un efecto muy agradable, pero presenta el inconveniente de un bajo rendimiento y por lo tanto de un mayor consumo de energía eléctrica.
  3. En los ambientes donde la luz está encendida muchas horas, hay que elegir siempre las bombillas fluorescentes compactas, que aunque cuesten más que las de incandescencia consumen mucho menos y duran más.
  4. Las bombillas alógenas tienen una vida más larga respecto a las tradicionales; por el tipo de luz que propagan son más adecuadas para iluminar puntos en concreto, porque de otra manera pierden el 20% de su luminosidad.
  5. Las arañas con muchas bombillas pueden decorar mucho la casa, pero hay que tener presente que una bombilla de incandescencia de 100 w. ilumina como seis de 25 w, pero éstas consumen el 50 % más.
  6. En los ambientes en los que no siempre hace falta una máxima iluminación, es mejor realizar la sustitución de los interruptores normales por unos reguladores de intensidad lumínica.
  7. No tener encendida inútilmente la luz de cualquier espacio si no es necesario.
  8. Evitar, siempre que sea posible, la posición de stand-by de la televisión y de los aparatos hi-fi: de esta manera se ahorran 20 w. la hora por cada aparato.
  9. Limpiar, desconectando de la corriente, los aparatos de iluminación y las lámparas y sus bombillas, para evitar que el polvo pueda provocar una reducción de luz.
  10. Pintar las paredes y los techos con colores claros.

Si lo desea puede contratar el servicio de un electricista profesional en Zaragoza y provincia para la realización de un estudio de la instalación eléctrica de sus instalaciones, pudiendo así, aconsejarle de la mejor manera de adecuar las mimas para conseguir un ahorro energético considerable sin ello renunciar a una buena iluminación.